Guía para Preparar la Taza Perfecta de Café Vertido

Ahora, no vamos a mentir y afirmar que verter es tan simple como usar una máquina de una sola porción. Entonces de nuevo, ¿qué es?

Sin embargo, una vez que comience, encontrará que la complejidad vale la pena. Una vez que haya dominado los conceptos básicos, podrá experimentar hasta que marque todos los elementos del proceso de preparación de la forma que desee.

Si nunca ha probado suerte con este método de elaboración clásico, hoy está de suerte. Desglosáremos lo que necesita más allá de una máquina de café para verter. También describiremos cómo hacer este estilo de café con el mínimo de molestias.

Sin embargo, antes que nada, ¿qué es exactamente el café vertido y por qué debería importarle?

 

¿Qué es el café vertido?

El café vertido es una forma sencilla de tomar el control total sobre las variables en el proceso de preparación del café. Desde el tiempo hasta la temperatura, desde la distribución del agua hasta el tamaño de la molienda, marque todo hasta que tenga una preparación completamente personalizada.

En última instancia, eso es todo lo que cuenta: tomar café como a usted le gusta.

Como el nombre deja muy claro, usted hace café vertiendo agua caliente sobre los granos de café. Para obtener los mejores resultados, siempre muela directamente antes de preparar la cerveza.

Todo lo que realmente necesita es un poco de café molido, un filtro y una cafetera para verter. También describiremos algunos equipos opcionales.

Dado que el café se vierte lentamente sobre los posos, obtendrá una prueba nítida y limpia con una extracción perfecta.

Si bien la premisa es simple, inicialmente deberá esforzarse un poco. Además, este no es el método de preparación más rápido. Si lo que busca es pura comodidad, use un Keurig. Si, por otro lado, le importa más mantener el control total y disfrutar de su café en su máxima expresión, siga leyendo…

Antes que nada, necesitará ensamblar algunos equipos esenciales.

¿Qué necesitas?

Ahora, con estos conceptos básicos en su lugar, tenga en cuenta que no existe un proceso estándar que funcione en todos los casos. Adoptar ese enfoque tiende a simplificar las cosas de todos modos. Lo que queremos hacer es brindarle un marco para que lo use y experimente.

Y experimentar es la palabra clave aquí. Al probar y marcar las variables, pronto encontrará lo que funciona para usted. Al final, eso es todo lo que cuenta.

Cómo hacer la taza perfecta de café vertido en 10 sencillos pasos

Siga este sencillo procedimiento y estará bien encaminado para disfrutar de un café de calidad barista en casa.

  1. Obtenga los granos adecuados para el trabajo
  2. Muela los granos justo antes de preparar la cerveza
  3. Prepare su filtro
  4. Calienta tu agua
  5. Prepárate para preparar cerveza
  6. No pase por alto la floración de sus jardines
  7. Empiece a verter su agua
  8. Es hora de limpiar
  9. La prueba de sabor más importante
  10. No tenga miedo de los ajustes precisos

1) Consiga los frijoles adecuados para el trabajo

No apresure este primer paso, ya que podría decirse que es el elemento más importante.

Si no sabe mucho sobre los granos de café, puede visitar su cafetería local y charlar con el barista.

Los granos de café etíopes y costarricenses funcionan bien con este método de preparación, pero debe guiarse por los consejos de su barista junto con lo que mejor se adapte a sus gustos.

La única condición que haríamos es optar por frijoles producidos de manera sostenible de una fuente confiable. Después de todo, si se va a tomar la molestia de utilizar un método de elaboración complicado, ¿por qué no empezar con los mejores frijoles?

2) Muela los frijoles justo antes de preparar la cerveza

Aquí es donde se pone en marcha su molinillo.

En resumen, opte por un amoladora de rebabas en lugar de las amoladoras de hoja más baratas y marcadamente inferiores. Un molinillo de cuchillas produce un molido tosco e inconsistente. Más allá de esto, este tipo de molinillo también puede dañar los granos de café por sobrecalentamiento. Profundice e invierta en una amoladora de rebabas, idealmente con rebabas de cerámica.

Para el método de vertido, debe apuntar a cualquier cosa, desde un molido medio-fino a un molido medio-grueso.

Use esto como punto de referencia y experimente hasta que encuentre lo que funcione mejor para usted.

Los granos de café se degradan rápidamente cuando están expuestos a los elementos. Si compra café premolido, lamentablemente pasará de su mejor momento antes de que esté en sus manos. No podemos enfatizar lo suficiente la importancia de moler justo antes de preparar la cerveza.

Con sus frijoles bombardeados, es hora de una preparación básica.

3) Prepare su filtro

La gran mayoría de las cafeteras de vertido utilizan filtros de papel. Si le preocupa el costo continuo y el impacto ambiental, no dude en buscar un modelo que use un filtro de metal permanente.

Con un filtro de papel, deberá asegurarse de que el filtro que está mirando sea capaz de filtrar el tamaño de molienda que utilizará (ver arriba).

Algunos fanáticos del café insistirán en que debes enjuagar el filtro antes de usarlo, pero esta no es una regla fija. Sin embargo, si encuentra que su café tiene sabor a papel, experimente con el enjuague. Si no es así, es hora de ponerse manos a la obra.

4) Calienta tu agua

Aquí es donde comienza el proceso de elaboración propiamente dicho.

Si bien es vital elegir los granos correctos y molerlos antes de preparar la consistencia correcta, es igualmente importante usar agua a la temperatura adecuada.

Nuevamente, puede experimentar aquí, pero comience con aproximadamente 2 tazas de agua por 2 cucharadas de café. Ajusta dependiendo de la fuerza que prefieras.

Debe aspirar a que el agua se caliente entre 195F y 205F. Como regla general, cuanto más caliente esté el agua, más rápidos y dramáticos serán los efectos.

Las teteras con control de temperatura incorporado son ideales, pero ¿qué puedes hacer si no tienes una de estas gemas en tu cocina?

Afortunadamente, hay una solución bastante simple que debería producir agua dentro del rango recomendado de 195F a 205F. Simplemente hierva el hervidor y espere 30 segundos, luego estará listo para rodar.

5) Prepárate para preparar cerveza

Abre la jarra o el recipiente que estás usando en la báscula. Pegar Tara entonces la escala lee cero.

Coloque sus posos en el filtro.

Una proporción de inicio razonable es de 17 partes de agua por 1 parte de café. Como aconsejaríamos en cada paso del camino, pruebe las cosas y modifíquelas hasta que sea su idea de la perfección.

6) No pase por alto la floración de sus jardines

Con el agua preparada, el filtro enjuagado (esto es opcional) y los posos de café en la jarra, es tiempo de floración.

Debes saturar suave y uniformemente tus suelos, pero ejerce un toque ligero.

A medida que florecen los posos del café, se escaparán gases no deseados en el transcurso de un minuto más o menos. Efectivamente, esto allana el camino para que el vertido final penetre en el suelo.

Cuando esté sirviendo, una tetera de cuello de cisne es, a cierta distancia, su mejor opción. Estos dispositivos de aspecto extraño asegurarán que usted mantenga el control total mientras está sirviendo, lo que es fundamental para sacar con éxito una gran taza de vertido.

7) Empiece a verter su agua

Una vez que se completa la floración, espere otros 30 segundos.

Usando su hervidor de cuello de cisne, comience a verter muy lentamente. Debe usar un movimiento circular comenzando en el borde exterior y avanzando hacia adentro.

Mientras vierte, asegúrese de que la boquilla permanezca lo más cerca posible de sus suelos.

No se preocupe si esto inicialmente se siente incómodo. No necesitará practicar mucho antes de que el movimiento de vertido característico se convierta en algo natural.

El café tardará un tiempo en filtrarse por completo, así que tenga mucha paciencia.

Debemos subrayar nuevamente la importancia de tomarse su tiempo aquí. No se apresure o estropeará los resultados finales.

8) Es hora de limpiar

Deshágase de los granos usados ​​y deje a un lado la máquina para verter para que se enfríe. Enjuague y limpie esto una vez que esté completamente frío para evitar daños por cambios extremos de temperatura.

Limpiar todos los aceites de su equipo le ayudará a mantener la calidad y a disfrutar del sabor crujiente del café vertido sin ninguna mancha.

9) El gusto más importante

Ahora, el momento que has estado esperando y el momento de tomar un buen trago.

Debe tomar nota tanto del sabor como de la fuerza. Esto te ayudará si decides cambiar un poco las cosas. Y eso nos lleva a nuestro punto final.

10) No tenga miedo de los ajustes precisos

Con muchas variables en juego, debe continuar marcando las cosas hasta que tenga el café de sus sueños.

Nuestro consejo es cambiar solo una variable a la vez. Cuando esté satisfecho con la fuerza, por ejemplo, pase a la temperatura del agua o la proporción. Sea metódico.

Uno de los beneficios que ofrece el café vertido es lo completamente personalizable que es. Así que escribe las cosas, sigue experimentando y, una vez que hayas terminado, podrás reproducir tu infusión perfecta con absoluta facilidad.

Pensamientos finales

Esfuércese por la coherencia por encima de todo.

¿Cómo puedes lograrlo?

  • Pesa tu café con una balanza precisa
  • Utilice una amoladora de rebabas de primera
  • Moler directamente antes de preparar la cerveza
  • Concéntrese en alterar solo una variable a la vez
  • Registre su progreso en un diario para tener un registro preciso
  • ¡La práctica hace la perfección!

¿Qué le ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.6 / 5. Recuento de votos: 34

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Árticulos relacionados que te pueden interesar

diferentes tipos de cafe
mejores cafe instantaneo mejor sabor
moler sin molinillo grano de cafe

Autora del Blog:

Deja un comentario